viernes, 6 de noviembre de 2009

Imaginó

*
Imaginó perderse en el viento de la tarde. Renacer aire y volar sin destino ni sentido, ni rastros brillantes flameando detrás de su andar. Pasar desapercibido y flotar de espalda, invisible, no afectar a ninguno de los cinco sentidos de todos los que anidan alrededor.
Ser ajeno al presente e imposible a la memoria, como el recuerdo de algo que nunca sucedería.

Imaginó perderse en el viento de la tarde.
Mientras, caía rodando por la garganta de la noche.

*

2 comentarios:

Sophia Eminovici dijo...

¡Oh, vaya! ¡Cuán interesante!

Leandro Rodríguez dijo...

Muchas gracias por el comentario!